Ads 468x60px

Featured Posts

Visita nuestra página

Vida y Restauración para las Naciones

Hechos 27:25

Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.

1 Tesalonicenses 5:16-18

Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

Habacuc 3:17-18

Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación.

Isaías 41:10

"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."

CUANDO EL ENOJO TE CIEGA

CUANDO EL ENOJO TE CIEGA
Ante los problemas o dificultades las reacciones son diversas. Puede llegar la presión emocional a ser tan fuerte, que se comenten grandes locuras. Por un momento de ira puede incluso presentarse un homicidio; en otras ocasiones las heridas provocadas son tan profundas y dolorosas que se requiere cierto tratamiento especial y un tiempo prudente para superar el trauma. Sin embargo, cuando disponemos nuestro corazón para la obra de Dios en él, se da inicio no sólo a una sanidad sino a un cambio sobrenatural que nos permite ser transformados, ayudar y bendecir a otros…     

NO TE DESESPERES, DIOS NO SE HA EQUIVOCADO

NO TE DESESPERES, DIOS NO SE HA EQUIVOCADO

Vivimos una batalla con varios frentes, quiero decir a veces es espiritual, otras veces es contra las obras de la carne, en otras ocasiones es contra nuestro propio carácter; y la pregunta es ¿Cómo ganar? Cristo venció en todos los frentes, venció al diablo y sus potestades en la cruz, fue tentado en todo pero sin pecado, y vivió una vida de completa obediencia al Padre, y ahora Jesús vive en nosotros y por él podemos vencer, confía en él, pues sabe perfectamente lo que hace...    

LA ORACIÓN ANTECEDE LA INTERVENCIÓN DE DIOS

LA ORACIÓN ANTECEDE LA INTERVENCIÓN DE DIOS

A veces por las diversas dificultades y problemas viene el desánimo, y con éste el enfriamiento espiritual descuidando nuestra vida de oración. Sin embargo debemos tener presente que a lo largo de la Escritura, los milagros de Dios, o su intervención sobrenatural, estuvieron precedidos del clamor de un pueblo o de una persona. En muchos momentos de crisis que Israel enfrentó Dios manifestó su gloria, pero esto estuvo antecedido de un arrepentimiento y un clamor por parte de Israel. El oído de Dios está presto para escuchar a sus hijos y salvarlos, recuerda: “no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni su oído se ha hecho sordo para escuchar”…

JESÚS TRANSFORMA TU CRISIS

JESÚS TRANSFORMA TU CRISIS

Cuando en nuestro caminar aparece la adversidad, el cansancio ha logrado su efecto devastador, y la fe en Dios es atacada por los dardos del enemigo, el corazón del creyente tiende a desfallecer. Es allí cuando el Señor viene y nos recuerda: “No temas, porque yo estoy contigo, no desmayes porque Yo soy tu Dios”, y vemos entonces que en nuestra debilidad somos fuertes, porque él se engrandece cuando reconocemos que sin Dios nada podemos hacer…

LA FIDELIDAD ES RECOMPENSADA

LA FIDELIDAD ES RECOMPENSADA
Dios espera la fidelidad de su pueblo, pero a lo largo de la Biblia vemos que generalmente el factor común es lo contrario. Más bien aquellos fieles fueron personas de renombre, personas que se destacaron. Pareciera entonces que lo que Dios más espera, es lo que menos ofrecemos. Sin embargo, Cristo es Aquel de quien el Padre dijo: “este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia”, y es Jesús quien ha venido a morar en nuestros corazones y por él podemos hacer la voluntad de Dios…
    

EL PRIMERO Y EL POSTRERO DICE ESTO

EL MENSAJE A ESMIRNA EL PRIMERO Y EL POSTRERO DICE ESTO
En la medida que crece la Iglesia del Señor Jesucristo, también aparecen muchas cosas nuevas en medio del pueblo de Dios, y debemos discernir los tiempos y todas estas cosas porque son tiempos finales. La iglesia debe ejercitarse en los sentidos espirituales para distinguir entre lo que es de Dios y lo que no es de él. El Señor es fiel y él tiene cuidado de su novia: la iglesia de Jesucristo, y por eso debemos prestar atención a Su voz…

VICTORIA SOBRE EL SENTIMIENTO DE CULPA

VICTORIA SOBRE EL SENTIMIENTO DE CULPA
El enemigo de nuestras vidas procura por cualquier medio detener el llamado de Dios y el sentimiento de culpa es una de sus armas. Éste sentimiento mal sano genera miedo y ansiedad ante “los castigos” por malas acciones, reales o imaginarias. El sentimiento de culpa aparece por no perdonarnos a nosotros mismos, y por no creer en el poder pleno de la sangre del Cordero de Dios cuando le pedimos perdón a Dios. El sentimiento de culpa afecta a la persona y su llamado…

UN TESORO EN VASOS DE BARRO

UN TESORO EN VASOS DE BARRO
La Biblia nos enseña que a Dios debemos pedirle, esto implica que a Dios le gusta bendecir a sus hijos. Pedimos cosas diversas, y gracias a Dios que él nos concede las cosas que están conforme a su voluntad. Es necesario que valoremos lo que Dios valora, que veamos como él ve, que pidamos lo que él quiere, que hagamos lo que él hace, esto implica una muy buena comunión con Dios, y una conciencia real de sus bendiciones y propósitos...

CAÍN Y ABEL

CAÍN Y ABEL
En el corazón del hombre está la innata necesidad de adorar, pues es una facultad del espíritu creado por Dios, y es Dios mismo quien nos enseña cómo hacerlo y qué debemos evitar. La más grande adoración a Dios es obedecer sus mandamientos y el principal dice: “amaras a Jehová tu Dios con todo tu corazón, con todas tus fuerzas, y con toda tu mente” y el segundo es: “amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Es fundamental entonces que nuestro corazón se llene del amor de Dios…  

EL PROFETA JONÁS Y SU DESOBEDIENCIA

EL PROFETA JONÁS Y SU DESOBEDIENCIA
Someter nuestro ego, engrandece a Dios. El Señor espera corazones dispuestos a hacer su voluntad, por ejemplo Isaías dijo: “heme aquí, envíame a mí”; Samuel dijo “habla que tu siervo oye”; María dijo: “hágase conmigo conforme a tu palabra”; Pablo dijo: Señor ¿qué quieres que yo haga?” y éstas personas glorificaron a Dios, pues permitieron que en sus vidas se cumpliera el propósito del Señor. “Dios es tan grande en ti, como pequeño se haga tu ego”. Permitamos a Dios hacer su obra en y con nosotros…