Ads 468x60px

LA FE DE LA MUJER CANANEA

(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)
Introducción: Un cuento narra que había un árbol de manzanas y un niño que juega  a su alrededor y ambos son felices… pasan los años y el niño crece y no vuelve, el árbol se entristece, un día el niño vuelve, pero no a jugar como el árbol pensaba, necesitaba juguetes y el árbol le dio sus manzanas para venderlas… pasan los años y no vuelve, el árbol se entristece, un día vuelve, necesitaba una casa para su flia, el árbol le dio sus ramas para edificarla… pasan los años y no vuelve, el árbol se entristece, un día vuelve, necesitaba un bote para el verano, el árbol le dio su tronco para el bote…
pasan los años y no vuelve, el árbol se entristece, un día vuelve, el árbol le dice no tengo nada para darte, sólo me quedan estas grandes raíces y el hombre le dijo: estoy viejo y cansado, sólo necesito descansar. Y el árbol le dijo: descansa en mis raíces, el hombre se recostó y descansó, y el árbol sonrió. Éste es un cuadro que nos recuerda las vivencias, experiencias y realidades de los padres con sus hijos… veamos ahora:

LA FE DE LA MUJER CANANEA

I. LAS CRISIS FORTALECEN LA FE, (Mt. 15:21-22).

“Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio”.

            A.  Su dolor era causado por la condición de su hija.

Nota: cuando nuestros hijos sufren o padecen un dolor, también como padres somos afectados, porque nuestro anhelo es que estén bien… la condición de nuestros hijos nos interesa profundamente, creo que así mismo Dios se interesa por sus hijos. Las crisis son diversas: económicas, de salud, conyugales, espirituales…

           B.  Muchas cosas vienen contra nuestros hijos.

Nota: en éste caso el texto dice: “mi hija es gravemente atormentada por un demonio”, no sabemos el tiempo que esto llevaba, ni como comenzó; su madre era cananea, con un trasfondo de idolatría, hechicería, prácticas juveniles de ese tiempo… hoy día vemos cosas como: tabla ouija, rezos, amuletos, ocultismo en el internet y otras cosas que cautivan a nuestros jóvenes e hijos… alcohol, drogas, desenfreno, las tribus urbanas(que ganan muchos chicos, por sus vacíos de afecto en casa y grandes problemas de autoestima)… el objetivo de los demonios es atormentarles hasta la muerte

Nota: ella amaba a su hija = “aunque esté endemoniada es mi hija”…). Esta crisis familiar la llevó a Jesús… le dijo a Jesús: “ten misericordia de mí”, no podía aspirar a más, ni siquiera era judía… no hay un padre en los evangelios, que haya pedido a Jesús por sus hijos, y no haya sido escuchado, porque Dios oye las oraciones de los padres por sus hijos… 


II. LA FE SUPERA LOS OBSTÁCULOS

            A.  El silencio de Jesús, Mt. 15:23a.

Nota: no es fácil entender en momentos como éste, el silencio del maestro, ella clamaba… su hija estaba grave… cuando tú clamas, y la situación es grave, tú esperas una respuesta, pero él calla… eso no es fácil… (Puede callar porque él sabe que si habla no le escucharemos, o porque no es el momento de hablar, o como dice la Biblia: “Jehová callará de amor”… a veces esperar es una prueba a superar…

           B.  La molestia de los discípulos, Mt. 15:23b. 

Nota: sus discípulos estaban molestos por la insistencia de ella, porque los seguía, porque creía que Jesús tenía el poder para hacer un milagro… verdad que a veces esto pasa en nuestra vida, es decir otros se incomodan… pero nuestra familia es de Jesucristo…

C.   La prueba de la fe, Mt. 15:24-26.

Nota: la fe te acerca Dios en los tiempos de la prueba, la fe no te aleja, ella antes “clamaba”, ahora “se postra y clama” y Jesús comienza a hablarle cuando al principio no le respondía palabra… ella no podía tomar del pan de los hijos porque no era de la familia (Israel)…

III. DIOS HARÁ MILAGROS EN NUESTROS HIJOS

           A.  No renuncies a tu fe, ni a la oración, Mt. 15:27.

Nota: ella pudo haber ofendido a Jesús, pensando: “1º no me responde, y ahora me dice perrilla…” pero ella continua insistiendo por la vida de su hija, ella lucha por su milagro, la alternativa más fácil cuando las cosas empeoran es renunciar, pero ella insistió… los obstáculos anteriores, ni lo presente la hicieron desfallecer… los discípulos callaron, pero ella siguió… persevera, no te sueltes de la mano de Dios y veras la gloria del Señor…

          B.  Engrandece tu fe, creyendo hasta el final, Mt. 15:28a.

Nota: Jesús exaltó la fe de esta mujer… la fe grande consiste en confiar y amar a Dios, aún en los momentos más difíciles e inciertos…

C.    Tu fe prepara el milagro para tus hijos, vrs. 28b.

Nota: “hágase contigo como quieres” ¿Qué es lo que tú quieres para tus hijos? Porque dice el texto: “y su hija fue sanada desde aquella hora”…

Conclusión:

Nuestros hijos son simiente de Dios, aunque el enemigo intente dañarles, el consejo de Dios prevalecerá, levantémonos en oración por nuestra familia, y creamos en la obra poderosa de Dios… agradece a Dios las oraciones de tus padres…

Te invitamos a leer los siguientes artículos:
1.    UNA FE QUE GENERA MILAGROS” 
     2.    LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO” 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada